|

Formas para aumentar tu energía… MEG

La vida ajetreada, nos está forzando a tomar decisiones de vivir diferente, de movernos a espacios donde el corazón se sienta más tranquilo, aquí algunas fórmulas que te pueden ayudar a lograrlo:

  • CONÉCTATE CON TU PROPÓSITO…

Cuando haces aquello que te apasiona y entusiasma, tu energía fluye naturalmente y se retroalimenta con tus acciones. Mientras más te acerques a tu pasión, más energía experimentarás. ¿Qué te apasiona? ¿Qué te mueve? ¿Para qué elevar tu energía?

  • ENFÓCATE EN EL RESULTADO QUE DESEAS LOGRAR…

Cuando te orientas hacia tus metas y sientes que tu día a día te acerca a ellas, tu energía crece. Te sientes en control de tu vida y tu auto-estima se fortalece.

¿Qué quieres lograr? ¿Cuáles son tus metas? ¿Cuál es tu visión?

  • ENCUENTRA TUS “YO PUEDO”…

¡Siempre puedes! Es posible que no puedas hacer o lograr lo que quieres en el momento que lo estás deseando. Pero siempre puedes hacer algo.

  • ENCUENTRA LA FE EN TI MISMO…

«¿De dónde nos viene la fuerza para llegar hasta el final de la carrera cuando ya creemos que no podemos?… Viene de adentro.»

La fe es quizá, junto a la pasión, una de las fuerzas más poderosas a las que el ser humano puede conectarse. Es un recurso interior que te permite ir más allá.

  • MUÉVETE DE MANERA DIFERENTE…

El movimiento por sí mismo es un generador de energía. ¿Algunas veces no te quedas esperando a que surja tu sensación de vitalidad para ponerte en acción? En la práctica, muy factiblemente, lo que necesitas es ponerte en movimiento, en acción física, para movilizar tu energía y hacerla subir. Tu nivel de energía está directamente relacionado a la manera como te mueves.

  • CAMBIA TU EXPRESIÓN FACIAL…

Al sonreír, los 32 músculos de tu cara bombean un mayor nivel de oxígeno a los lóbulos centrales del cerebro. Esto estimula la secreción de endorfinas, hormonas neuronales que inducen estados de placer los cuales comienzan a contrarrestar patrones de depresión, tristeza, apatía y rabia.

  • RESPIRA DIFERENTE…

Una de las primeras respuestas fisiológicas que cambia cuando tu emocionalidad se transforma es la respiración. No en vano para muchas filosofías y sistemas de vida oriental, la respiración es tu conexión con la energía del universo.

  • MEDITA…

Hablando de prácticas orientales, la meditación es una excelente manera de cuidar y potenciar tu energía. La meditación nos recarga y en muchos casos, nos ayuda a liberarnos de aquello que está bloqueando nuestra energía. Existen muchos tipos de meditación. Pruébalo. Cierra tus ojos y simplemente respira por unos 3 a 5 minutos.

  • REALÍZATE PREGUNTAS QUE TE POTENCIEN…

¿Qué cosas te inspiran? ¿Qué hace vibrar tu alma y enciende tu pasión? ¿Qué aspectos sí se encuentran bajo tu control? ¿Qué sí puedes hacer hoy, por pequeña que sea tu acción, para mejorar tu vida? ¿Cómo vas a aumentar tu capacidad para avanzar hacia tus metas? ¿A quién amas? ¿Quién te ama?

Y hoy es el día de hacer las cosas mejor… el viaje… tu bienestar.

BRILLA SIEMPRE

MEG

Publicaciones Similares