Soltar el control… MEG

A muchos de nosotros se nos dificulta soltar el control. Esto trae como resultado ansiedad, inquietud y produce amargura en las relaciones.

Despierta y observa, ¿tienes realmente el control?. ¿Sobre qué tienes control?. Tal vez de una pequeña parte del tiempo en que estás despierto. ¿No es así?

No estás en control cuando estás durmiendo o soñando. No tienes control sobre los pensamientos y las emociones que te llegan. Tal vez decidas expresarlas o no, pero te llegan sin tu permiso previo.

Te das cuenta de que no tienes control sobre la mayoría de las funciones de tu cuerpo, y lo mismo podría decirse de tu vida y el universo entero.

De igual modo, ¿crees que tienes control sobre todos los acontecimientos de tu vida o del mundo?… ¡Vaya chiste!. Cuando ves las cosas desde este ángulo, no tienes por qué temer la pérdida de control, porque ¡no tienes control alguno!.

Los comportamientos más irracionales y negativos se ven en personas que tratan de mantener el control de algo. Y lo más absurdo en todo esto es que al parecer realmente no tenemos el control de nada. COOPERA CON ALGO… ¿CONTROLARLO?… Ni cómo.

En otras palabras, demasiado control equivale a estar fuera de control.

Ya sea que te des cuenta o no, cuando sueltas la sensación de control es entonces que te relajas realmente.

La palabra clave… aprende a fluir, lo que significa aprende a soltar en tu mente…

BRILLA SIEMPRE

MEG

Publicaciones Similares